jueves, 11 de diciembre de 2008

Capítulo Uno: Dos certezas y algunas cervezas más

Entonces, tenía dos certezas: la editorial Dolmen estaba interesada en publicar una historieta con guión mío (una) y el dibujante de dicha obra sería un tal Infame & Co (otra).
A Infame ya lo conocía. Javier de Isusi me había enviado hacía muchos años un librito llamado "Buenos Días Mr. Day / Buenas Noches Mr. Night" que uno podía leerlo del derecho y del revés y que era una verdadera maravilla. Además, en el primer número de la revista El Balanzín habíamos coincidido por primera vez (yo había escrito una historia ilustrada por Javi de Isusi en donde se contaba el "drama" de un fantasma enamoradizo e Infame se había despachado con una historieta de gatos pintores). Luego el mismísimo De Isusi lo había convocado para el seleccionado maravilloso del Historias del Olvido.
Debo reconocer que Infame y sus trazos me encantaban.
Ante las certezas señaladas, el paso a seguir era pensar una historia.
¿Qué escribir?
La primera claridad que tuve fue la desición de no centrarme en la historia sino en el tipo de dibujo que la dibujaría: debía escribir "para" los dibujos de Infame. No para mí ni para mis amigos ni para nadie más. Ni siquiera para Infame. Eran sus dibujos los que tenían que contar la historia. No el guión.
Suena raro, pero si pasan por su blog lo entenderán por completo. Los dibujos de Infame cuentan más que cualquier globito que pueda salir de sus bocas.
Hay poética en los trazos de Infame. Las miradas de sus mujeres tienen... ¡Pero claro!
Ahí se me hizo clara la salida del laberinto creativo en el que estaba metido: el libro debía contar una historia de mujeres.
Mujeres. Me encanta. Estaba claro el clima a seguir: bailes, miradas, amores y todo el dolor que rodea a los bailes, las miradas y los amores.
Lo más importante de todo ya estaba. Ahora solo faltaba una buena historia donde poner mujeres hermosas llenas de poesías en la mirada. Sabía que tenía adentro mío algo que podía caerle como dedillo a esta maravilla que estaba por nacer...

¿Pero dónde?
¿Cómo escribir una buena historia con mujeres hermosas y que además no se haya escrito ya millones de veces?

Tremendo dilema. En un rato veremos si pude salir de él o si la madeja de mis rulos me ahogó para siempre en mil preguntas.

5 comentarios:

mamen dijo...

QUÉ BONITO!!. Bonita la historia, bonito el guión, bonito el dibujo, y aún más bonito el cariño, la admiración y la ilusión que se ve entre vosotros. Da gusto ver todo eso, y más reflejado en vuestros blogs como propuesta novedosa, abierta,honesta y entrañable. Buen ojo tuvo Jorge Iván!!. Seguro que superais sus espectativas una vez ya impreso!!. Mucha suerte y... felicidades!!. QUÉ BONITO!!

Germán Cuervo dijo...

Estaré siguiendo su bitácora, señor Saracino. Que llegarán a buen puerto se da por sentado, ya es sólo cuestión de tiempo. Estoy seguro de que tomarán las mejores decisiones.
PD: incluí el tuyo en mi lista de blogs sin tu anuencia. Sabrás disculpar.

Germán Cuervo dijo...

Y tu website también, dicho sea de paso.

Lucho dijo...

Mamen: ¿Sabías que sos la persona que estuvo tirando buena energía desde el minutísimo cero de todo esto? ¡La primera de todas! Muchas gracias. En serio. Es un placer atravezar este camino con buenas ondas como la tuya.

Germán: La historia y todo el camino ya fue caminado hace un año así que las desiciones ya fueron tomadas. ¿Habrán sido buenas o malas? En unos meses saldrá en España el libro... ya veremos.

mamen dijo...

Muchas gracias a tí!!. Y a Enrique. Es un placer disfrutar de proyectos tan bonitos y un privilegio poder hacerlo desde dentro, aunque sea un poquito, viendo y conociendo de cerca los pasos, ilusiones, etapas y motivaciones. Qué gozada!!.