jueves, 18 de diciembre de 2008

Capítulo 5: Final de Espera.

Ante mi mail desesperado, el editor respondió lo siguiente:


No he podido hoy, esta noche seguro, jeje
JORGE

Descubrí, en ese "jeje", que hay verdadero sadismo en esta parte del trabajo de los editores: los autores estamos a su aboluta merced. Depende nuestra vida (a veces no es una exageración) de ellos y de la lectura que hagan de nuestras obras.
Finalmente me escribió un mail muy bonito que no voy a poner en este blog porque me da vergüenza. Decía cosas muy halagadoras para con la historia y para con las maravillas que el Sr. Infame dibujaría. Sí puedo decir que en aquel mail comenzaba con la siguiente frase: "ha sido muy facil leer el guión con la imagen de la colegiala en camisón rondándome a cada momento".
Una vez dado el visto bueno de Jorge Iván Argiz (editor), pasamos a las artes de Infame (ilustrador).
Por suerte para mi salud mental, las respuestas de Infame fueron inmediatas y su trabajo no se hizo esperar.
Tuvimos una infinidad de mails donde nos recomendábamos películas para ir viendo la cuestión de escenarios y esas cosas (finalmente Infame decidió hacer la historia en México, y esa decisión fue un golazo). Mientras charlábamos de cosas que "rodeaban" a la historia, me envió dos dibujos.
La obra se llama "Corina y el Pistolero", ¿verdad?
Pues bien, por aquellos días Infame me envió a
Corina

y al Pistolero:


Fue en ese momento que vi a estos personajes por primera vez en mi vida. Fue, también, el momento en que me di cuenta que los conocía desde siempre.

Queda en ustedes imaginarse mi alegría. El guión que yo había escrito tenía personajes.

Y, poco a poco, fue teniendo páginas.

¿Quieren verlas?

¡Ah!, deben preguntarle a Infame. O esperar a que les muestre alguna en algún futuro capítulo de esta hermosa "historia de la historia".

Sí; quiero ver lo que Infame posteó hoy sobre éste libro.-

7 comentarios:

Anónimo dijo...

Hey!, ese libro DEBE incluir como extra, apéndice, etc; SI o SI, la "historia de la historia" con textos, mails, bocetos y etc´s de los 3!!!.
Imperdibles los relatos de "la cocina de Corina y el pistolero".
Sencional éxito editorial del 2009!!!. Reservo x esta via mi ejemplar!!!
Abrazos, palabras y fantasías,
Maxi.

infame & co dijo...

yo espero cada capítulo de Lucho con enorme ilusión. Es una gozada ver estas cartas abiertas en que se desdibujan las fronteras entre los dos y todos los amigos que participan de este proceso (mis danis, mi hermana y tantos a los que considero amigos al otro lado del mundo ya sin conocerlos)
Me decía mi hermana que un día te escribiría lucho, que no te escondas tras personajes y fantasias, que un día debías escribr sobre tu propia vida que seguro es tu mejor obra.

mamen dijo...

Me sumo a las dos propuestas!!.
Me encantan los "making off", los "qué hay detrás de lo que vemos", los "en qué se inspirarán, qué les motivarán, cómo lo pensarán, en qué se centran, cómo se relacionan,cómo se conocieron...". Es lo mejor de todo, el viaje!!. Y uno tan especial, como éste precisaría de muuuucho espacio, cuidado y atención. Mucho más que un mero extra!!. Pero sí, sí o sí, DEBE contarse la "historia de la historia". Y sí, seguro que además, también sería un exito editorial!!

Y ya puestos, Lucho, ya que te lo ha comentado mi hermano, te repito lo que le comenté a él: no sé qué valor das a tus propias experiencias, las que comentas o dejas ver en este blog, si te parece que es lo usual, si es lo usual en ese lado del Atlántico, pero a mí, en este lado, desde la "gran ciudad que es Bilbao", o el pueblo en el que vivo, no me lo parece. Qué bonitas!!.
No cuentes (sólo) las historias de tus personajes, los imaginados, los que, aunque seguro que tienen todos algo tuyo, pertenecen al mundo de la magia y de la fantasía!!
Has pensado alguna vez contar tus propias experiencias ? Ser el protagonista en primer plano de tus historias? Da pudor, es más fácil hacerlo a través de otros, pero..., no lo descartes!!. Plantéatelo!!. Y si no te decidieras a hacerlo, que sepas que es precioso, lo que cuentas y cómo lo cuentas. Supongo que lo sabrás, pero "por si aca"

mamen dijo...

Ah!! Y por cierto... vuelvo a suscribir lo dicho por Infame: sería tu mejor obra!!.

Jorge Iván Argiz dijo...

Sadismo es poco, camaradas, no desvelaré los secretos de nuestras reuniones de editores en catacumbas (no por nada en particular, sólo por crear un poco de ambiente, que somos muy melodramáticos...), con manuscritos de guionistas y esbozos de dibujantes, de los que hablamos entre risas histéricas y extraños sonidos guturales de satisfacción macabra. Sadismo es poco, sí, jeje.

;)

Laura dijo...

Desde la primera vez que vi a los dos personajes como fondo de pantalla de tu PC, supe que iba a ser una historia preciosa! Y aunque te lo digo a vos todos los días en casa, a Infame todavía no le he transmitido mis felicitaciones. ¡Cuánta ansiedad! ¡Ojalá ya todo estuviera listo para disfrutar!
Seguimos la saga, nomás.

Lucho dijo...

Maxi: ¡Espectacular, señor! Reserve, que si llegamos al millar el editor no va a tener excusas!!!! (igualmente, usted ya sabe que tiene un ejemplar reservado de antemano siempre).

Infame: la verdad que fue precioso ver cómo la gente se fue prendiendo en todo esto, camarada. Ahora tengo más ilusión de antes de tener el libro entre mis manos. Porque Corina, lo sabes, nos ama a los dos por igual, aunque pase mas tiempo con vos.

Mamen: Lo que escribís realmente me pone colorado. ¡Muchas gracias! Sucede que, realmente, por ahora me resulta mucho mas entretenido inventarme historias que contar la mía. Lo que no quiere decir que no sea absolutamente contando anécdotas a amigos/novias/familiares que, casi siempre, me piden que por dios deje de mentir. Igualmente, cuando puedo pongo partecitas de mí en mis libros. Es mucho mas interesante. Cuando Javi de Isusi me incluyó como personaje en su saga de Juan sin Tierra, fue una caricia enorme y no voy a decir que no me haya encantado. Pero me sentí cómodo así: que lo cuente otro. ¿No quedan pedantes los autores que hablan sobre uno mismo todo el tiempo?
¡Ojo! No digo que nunca lo vaya a hacer. Digo que, por ahora, las musas me cuentan historias de otros. Ya veremos... ¡y gracias por todo lo que me escribiste!

Jorge: ¡Lo sabía! ¡Sabía que por ahí iba la cosa! Decirte tan solo que, en tu caso, podés sentirte orgulloso con tus colegas vampiros. ¡Hiciste desesperar a un pobre autor a miles de kilómetros de distancia!

Laura: fue a conciencia que nunca te dejé leer esta historia. Es de las que me gustan, y espero ansioso el momento en que, acurrucaditos, podamos leerla directamente del libro. Gracias por acompañarme, también, en Esperanza.