jueves, 22 de noviembre de 2007

Historias del Olvido: ¡La Exposición!

Es bastante raro y me da un poquito de cosa escribirlo. Por eso mismo, lo hago sin mayores preambulos. Historias del Olvido (novela gráfica que escribimos junto a Javier de Isusi y que ilustró un seleccionado de enormes artistas) es parte de una preciosa exposición en el VI Salón de Comic de Getxo (País Vasco).
Se verán (hasta el 25 de este mes) páginas originales; gigantografías; el estudio previo de personajes y escenarios que sirvió como guía para unir los diferentes estilos de cada dibujante (vale la pena observar detenidamente todo ese trabajo realizado por Javier de Isusi y apreciarlo como un hermoso epílogo de la obra); estarán presentes algunos de los realizadores firmando ejemplares... en fin, otro de los lugares donde quisiera estar en este momento pero con los que me separa un océano y la necesidad de estar -ahora mismo- aquí.
Aquí les dejo el afiche de la expo:

Si pasan por ahí, y quieren llenarse de magia, no dejen de visitar también la -otra- exposición de mi amigo a la distancia -y camarada del Historias...- Infame & Co. Más info de todo esto aquí.

4 comentarios:

bensonita dijo...

¿Para cuándo vienen las historias del olvido a Buenos Aires? Acá vendrían muy bien, tanto de esas como del recuerdo. ¿Estos también están por los caminos del... (ufa, esa palabra! perá q 'copypasteo') Dimenticatoio ?? ¿o es una 'elite' del olvido?
Saludos!

Dr.Pastor dijo...

parece interesante... tendré que hacerme con uno.

infame & co dijo...

Quedo precioso, aunque se le echo en falta. Un abrazo desde la otra cara de la luna. A ver si nos vemos/leemos pronto caballero. Desde aqui le seguimos leyendo con emoción renovada, asi que vamos esperando con interes que continue su diario de creación.
Un beso (infame, eso si).

Lucho dijo...

Bensonita: realmente, espero ansiosamente poder publicar este libro por estas tierras. Habrá que esperar. Por ahora es exclusivo de la otra parte del océano. Sobre los recuerdos, te comento que se dan luego de una estadía más o menos larga dentro del dimenticatoio. O sea, un olvido va a parar allí y se va fermentando hasta transformarse en recuerdo. Es por eso que uno no recuerda la cosa en sí, sino una aproximación a la misma.
Dr. Pastor: si lo leés, comentame qué te pareció.
Infame: notable esto de la amistad anónima. Preparo un abrazo enorme para cuando nos encontremos -al fin-. Sé que no puede tardar mucho.