jueves, 27 de mayo de 2010

Boris!


Con Omar Hechtenkopf solemos juntarnos a pensar historias y personajes con los que divertirnos durante un rato. Tenemos, para aquello, algo que se llama "conexión". Y eso no se consigue en el kiosco.

De esa manera, nacieron King Cop —hace unos años— y El Feo —más recientemente—.

Pero no siempre lo nuestro es contar historias sobre gorilas policías ni demonios tangueros. No. Una vez, por ejemplo, se nos dio por contar las historias de un vampirito y su familia.

Y a la gente de la editorial Una Luna les encantó la idea.

Por eso estoy tan contento de contarles que Boris vive (o no-vive, ya que es un vampiro) con dos hermosos libros publicados hace unas semanas.

Uno de ellos es para los más chiquitos, con una historia llena de juegos y risotadas (por eso se llama Juegos de Vampiros). El otro, con formato de novela, es para niños un poco más grandes y se llama ¿Puede Volar un Humano?.

En la Feria del Libro que pasó estuvimos firmando ambos libros ¡y a los chicos les encantaron! Siempre es aquella una prueba muy difícil de superar, por lo que estoy tan contento como Boris en estas portadas que aquí les muestro.

Boris: ¿Puede Volar un Humano?, de Luciano Saracino & Omar Hechtenkopf. 2010.
Boris: Juegos de Vampiros, de Luciano Saracino & Omar Hechtenkopf. 2010.

5 comentarios:

fernando dijo...

Levanto la copa de sangre con cepita y brindo por esos hermosos libros!!!!
Salute, camaradas!!!!

Lubrio dijo...

Qué belleza! se los voy a comprar a mi nene! Felicitaciones... como siempre

:)

Hernán Carreras dijo...

Jajjaa, deja de sacar cosas che, no me da el dinero pa comprarlas (y así no te voy a alcanzar nunca :P)

Felicitaciones!!

el chueco Aballay dijo...

¡¡¡Quiero trabajar con usted, carancho!!!
A ver cuándo nos juntamos para proyectar (muuuy lentamente, ya que los dos estamos a full) un libro, Luciano.

Abrazo.

Este jueves viajo a entregar una factura a capital por un trabajo que hice. Un libro, justamente. Si tenés tiempo para juntarte, dejame un comentario o un mail.

Diego.

Luciano Saracino dijo...

Fernando: ¡Guarda que la sangre mancha!

Lubrio: ¡Muchas gracias! Después me contás si te/le gusta/n.

Hernán: Pero no te las compres... venite para mi casa que las leés mientras nos tomamos un Nesquick.

Chueco: Ya se viene. Ya se viene. ¡Abrazos!